lunes, 3 de febrero de 2014

PUKA-PUKARA



 Es un grupo arqueológico que se encuentra en el kilómetro 8.5 de la pista que conduce a P'isaq y el Valle Sagrado de los Inkas, a una altura de 3750 m.s.n.m. Su nombre es compuesto y proviene de dos voces Quechuas, "puka"= rojo, y "pukara"= fuerte o fortaleza; entonces "Puka-Pukara" significa "fortaleza roja"; sin duda, porque las piedras calcáreas con las que está construida han adquirido una coloración rojiza como consecuencia del terreno donde se construyó que también es rojizo por la cantidad de hierro que contiene. El tipo de aparejo existente es el "celular" con piedras pequeñas y medianas de formas poligonales o irregulares. Ocupa un espacio bastante estratégico en una
saliente natural de la montaña para facilitar la observación y control de un territorio extenso; además también tenía comunicación visual con la pequeña "pukara" de Tambomach'ay distante a casi un kilómetro. Se aduce que tuvo la función de resguardar Tambomach'ay que en el Inkario fue un palacio importante, pero que a su vez, por su disposición arquitectónica y la existencia de fuentes, acueductos y múltiples recintos, y su cercanía al camino antiguo que se observa ganando el abra en la montaña norteña y que conducía hacia Huch'uy Qosqo y Calca en el Valle Sagrado, fue un "tambo"
es decir un albergue colectivo que ofrecía posada y alimentos a los viajeros, al igual que a la comitiva que debía acompañar al Inka en su retiro en Tambomach'ay.